¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

viernes, 13 de mayo de 2011

LA PUERTA DE LA DESGRACIA


La desgracia lo interrumpe todo; interrumpe la alegría, sin duda, es una puerta hacia la tristeza y hacia la incertidumbre; no se sabe cómo se reconstruye el futuro cuando se toca en la puerta de la desgracia; luego las personas reconstruyen su futuro, es así, así debe ser, pero ahí tienen el pasado, la evidencia de la desgracia que lo manchó, y eso ya es una memoria terrible de la que sólo se salta con la voluntad de hierro que no se sabe de donde sale, pues la desgracia produce al principio una pulsión de fortaleza y luego de desvalimiento, y en el desvalimiento se desvanece la fuerza. Siempre que hay una noticia de desgracia recuerdo ese tremendo párrafo en el que Mersault, el personaje de El extranjero de Camus, relata su ingreso en un futuro que ya va a ser la pesadilla que hay cuando tocas la puerta de la desgracia. Lo que ha pasado en Lorca, ese terremoto, es la expresión natural, terrible, de la naturaleza, su manera de hacerse azar y accidente; las consecuencias son dolor, tristeza, incertidumbre, todas las formas posibles de la muerte.

 Consecuencias positivas son el descubrimiento de las capacidades de ayuda que tiene el ser humano, el alma está poseída por el gen de la solidaridad, y en momentos así se activa. Pero la desgracia ya no se borra, aunque el futuro se superponga a esa sombra.

Publicado en " EL  Pais.com"   Autor: Juan Cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .