¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

martes, 26 de julio de 2011

Una alternativa con puerta grande :JUAN DEL ÁLAMO

Juan del Álamo cortó dos orejas al último de la tarde en el día de su doctorado (25/07/2011)
El principal objetivo de la tercera corrida de Feria se cumplió como marca el guión. Juan del Álamo, un joven salmantino que ayer tomaba la alternativa en Santander, en el coso de Cuatro Caminos, salió a hombros por la puerta grande, tras cortar dos orejas. Dos orejas justas pero, quizás, injustamente repartidas. Los dos apéndices se le concedieron al chaval en el último toro y gracias al presidente que, en el palco, supo estar a la altura de los acontecimientos. Del Álamo debió cortar una oreja al primero de la tarde, el de la alternativa, pero no hubo mayoría de pañuelos, por lo que el presidente acertó en no concederle el trofeo. Sin embargo, como buen aficionado, sabía que el público era quien se había equivocado y que aquello no era muy lógico. Para recompensarle, en el toro que cerró plaza, donde una oreja hubiera sido el premio justo, le concedió una segunda que es, precisamente, la que él tiene potestad de otorgar. Bien por Fernando Fernández.
Pero en la tarde hubo muchas cosas que reseñar, además del triunfo de Juan del Álamo, quizás el torero que llevan años esperando en Salamanca. Una de ellas fue la gran faena que Julián López 'El Juli' le hizo al segundo toro de la tarde. Una faena de maestro consagrado.
También fue destacada la de Miguel Ángel Perera al quinto, con el que se mostró muy valiente y con ganas de triunfo.
Además, las cuadrillas estuvieron profesionales, destacando los banderilleros que, por fin, pudieron todos los pares en su sitio.
En el apartado de peros, que nunca falta, hay que apuntar dos cosas. La primera, la invalidez de los toros de Jandilla. Sólo los tres que fueron mínimamente picados aguantaron en pie. Los otros perdieron las manos durante el último tercio. La segunda, la lluvia, que deslució el festejos y 'vaciló' al respetable. Caían tres gotas, escampaba. Volvían a caer otras cinco, paraba. Repetía con siete u ocho y secaba. Sin embargo, en la faena de Del Álamo al último de la tarde comenzó el 'chirimiri' y ya no paró.
Todas las miradas ayer en los tendidos estuvieron puestas en Juan del Álamo que tomaba la alternativa. Y lo hizo como manda la tradición, vestido de blanco y plata. El toro de la alternativa pesaba 516 kilos y se llamó 'Corregidor', errado con el número uno. Fue un toro bien armado, pero con poca fuerza.
Lo recibió el toricantano con una serie de verónicas que remató con dos medias en el centro del ruedo. En el caballo lo dejó literalmente crudo, esto es con un picotazo que apenas le rasgó la piel. Quitó con unas chicuelinas de mano baja y una revolera. Brindó el toro a sus padres que se encontraban en el tendido 7.
Ese primer toro no ayudó mucho al salmantino. Embestía muy descompuesto y lanzaba tornillazos al final de cada lance. Juan del Álamo estuvo valiente y se repuso de una cogida sin más consecuencias que una buena brecha en la taleguilla. Le dio varias series buenas por el pitón derecho, bien rematas con el de pecho. Por el pitón izquierdo, el astado de Jandilla humillaba mucho pero no quería pelea. Pronto se quedó el toro sin fuerzas y cerró la faena el diestro con una serie de manoletinas muy ajustadas. Mató de un pinchazo hondo, en todo lo alto, que tuvo igual de valor que una gran estocada. Dio una vuelta al ruedo.
ELDIARIOMONTAÑES.ES
Yo estuve allí , y la tarde aguantó hasta el último toro _lo mejor_ pero se puso a llover ... y ya se nos estropeó lo que viene después de los toros,  las casetas,.Lo cierto es que hemos tenido un mes de julio  nefasto en lo que al tiempo se refiere en Cantabria.
Os dejo unas fotos  para iluminar  un poco la entrada.
La gente empieza a "llenar" la plaza

Colorido de las peñas, música, buen ambiente
Los fotógrafos(alguno muy veterano) esperan la salida de los Toreros






Y al final  llovió ...pero la tarde fué  "buena".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .