¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

jueves, 6 de octubre de 2011

INTENTAR VOLVER A ESCRIBIR...

Hace mucho tiempo que no escribo, si alguien me preguntara la razón no sabría qué responder, no podría dar un por qué válido que justifique mi ausencia en este pequeño espacio que algunos pocos visitan (o lo hacían) una que otra vez; tal vez fue que necesitaba un respiro, tal vez llegué a un momento en el que simplemente me cansé de escribir, de contar cosas de mi vida, de narrar algunos episodios personales, matizados muchas veces con historias creadas por las circunstancias o con anécdotas tomadas de otras personas, tal vez fue que quise descansar un poco... de qué, no lo sé, creo que de mí misma.

Me agoté de todo, de mi yo interior, de mi existencia, esa que por momentos encontré vacía; tal vez quise dejar de dar cuenta -o de darme cuenta- de lo que hacía, de que si aquello era bueno o era malo, de lo que podría afectarme o afectar a alguien; tal vez quise descansar, sentirme libre, necesitaba un respiro y como si lo hubiera pedido a gritos, aunque nadie lo oyera, algunos episodios difíciles comenzaron a poblar mi existencia, cosas que no pensé tener que vivir –al menos no en ese tiempo- y que sin embargo se fueron presentaron sucesivamente, incidentes que fueron llenando mi vida, mi alma, la mayoría no tan buenos pero igual me absorbieron a tal punto de dejarme un mínimo espacio de respiro… todo ello hizo que me alejara de esta bitácora, de mis escritos, de todo lo que lo rodeaba.


Hubo días en que abría  el ordenador, nueva entrada  y simplemente me quedaba durante largas horas mirando la pantalla en blanco que tenía frente a mí, y aunque quería escribir mil cosas simplemente no me atrevía a tocar las teclas para contar lo que fuese, verdad o mentira, realidad o fantasía, solo miraba pasar mi vida sintiendo que no hallaba un rumbo fijo que seguir.

Era como si mi vida estuviese en blanco, vacía, que a través del tiempo solo hubiese acumulado cosas sin valor, hechos sin sentido, sentimientos vacíos, miraba en mi interior y solo encontraba un cuaderno lleno de hojas en blanco, sin letras, sin historias, sin recuerdos, sabiendo que los que existían quería borrarlos de mi mente, era eso lo que sucedía, quería borrar lo pasado, iniciar nuevamente todo, arrancar de cero mi existencia… como si aquello fuera tan fácil como mover los dedos.

Sentía que mi vida se encontraba paralizada, miraba el reloj y no veía el tiempo pasar, no sentía, o acaso no quería que pasara algo nuevo, algo bueno, necesitaba procesar todo lo acumulado para que no dolieran más, era olvidar lo malo, dejar solo algo de lo bueno que había vivido, solo una parte, porque una parte de lo bueno también quería olvidar.

Sé que la vida no es así, que no fue así en ese tiempo que fue solo mío, que si bien mi reloj se detuvo por un tiempo, los minutos, las horas y los días se fueron sucediendo incontablemente, el mundo siguió girando y mi vida continúo pasando, aunque en ese momento me rehusara a sentirlo de esa manera, aunque solo quisiera que todo estuviera paralizado.


En ocasiones la vida se convierte para algunos en una simple sucesión de hechos, uno camina por la vida simplemente ‘viviendo’, sin un porqué ni un para qué, sin un rumbo ni un horizonte… y sentí que iba cayendo a ese hoyo donde todo giraba menos mi vida, y pensé si acaso eso es lo que quería para mí, un ‘no’ fue la respuesta que obtuve.

Entonces volví a encender el ordenador y comencé a escribir este texto, no sabía qué escribir y tal vez estas letras en conjunto no tengan sentido alguno, solo sé qué escribir llena mi vida, me hace sentir viva. Pueda ser que estas líneas no digan nada nuevo pero las escribo sintiendo cada una de las letras tecleadas y las palabras escritas… lo que quiero decir–o transmitir- es que tengo ganas de comenzar algo nuevo, o comenzar de nuevo, quiero una vida interior nueva, quiero comenzar a pensar en serio sobre mi vida, sobre lo que quiero… y hoy, solo quiero vivir.
 

1 comentario:

  1. ¡Cuantas veces la barcarola azotada por la olas parecía naufragar:
    y el va y ven de las olas se semejan a una vida , así "viviendo"
    Ahora has fijado el horizonte te conoces y te aceptas, no intentes "ser", limítate a estar, estar feliz en momentos , estar en presente y escribe tus ansias tus cuitas y tus sueños que yo solo crezco si sé de ti , comienza algo nuevo, deja de padecer la vida ¡empieza a vivir!!! Escribe que me gusta lo que dices.
    Un beso y gracias por volver y gracias por existir..

    ResponderEliminar

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .