¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

jueves, 3 de noviembre de 2011

PAN DULCE (PANETONE), PAN DE NAVIDAD

No hace falta esperar  a final de año  para saborear  un dulce así, aunque sea ahora cuando empiezan a encontrarse en los supermercados.

ORIGEN , HISTORIA
El panettone (en milanés panetùn o panetton), llamado Panetón o Pan dulce en países hispanohablantes, es un bollo hecho con una masa de tipo brioche, pasas y frutas confitadas o cristalizadas. Tiene forma de cúpula y la masa se elabora con harina, levadura, huevos, mantequilla y azúcar. Es un postre tradicional de Navidad en Milán (Italia).
Dada su popularidad internacional, se vienen realizando esfuerzos para obtener una Indicación Geográfica y una Denominación de Origen Controlada para este producto. Estas iniciativas han cobrado mayor importancia en los últimos años dada la creciente competencia en diversas partes del mundo, donde el panettone está muy presente en las fiestas navideñas y de año nuevo.
La historia de este postre nació hace más de cinco siglos, alrededor de 1490, cuando un joven aristócrata, Ughetto Atellani de Futi, se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero e inventó un pan azucarado con forma de cúpula a base de frutas confitadas y aroma de limón y naranja. Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el «pan de Toni», quien así se llamaba el ayudante, y de ahí viene el nombre de panettone.
Según otra leyenda, probablemente más conocida, el panettone nació en la corte de Ludovico El Moro, señor de Milán desde 1494 a 1500, en la Nochebuena. Se cuenta que el Duque celebró la Navidad con una gran cena, llena de deliciosos platos dignos de la riqueza de la corte milanesa. El postre iba a ser la natural conclusión de tan lujoso banquete, sin embargo, al momento de sacarlo del horno, el cocinero se dio cuenta que se había quemado. Hubo un momento de terror en la cocina de Ludovico, pero afortunadamente un lavaplatos, llamado Antonio, había pensado utilizar las sobras de los ingredientes para amasar un pan dulce y llevárselo a su casa. Dada la situación, el joven Antonio propuso al cocinero servir su pan como postre. Era un pan dulce muy bien subido, lleno de fruta confitada y mantequilla que fue llevado inmediatamente al Duque. El inusual postre tuvo un enorme éxito y Ludovico preguntó al cocinero quién lo había preparado y cuál era su nombre. El cocinero le presentó al Duque al joven Antonio, quien confesó que ese postre todavía no tenía nombre. El señor entonces decidió llamarlo «Pan de toni Panettone», que con los siglos se convertiría en panettone




Ingredientes
  • 200 g de manteca
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 600 g de harina 0000
  • 50 g de levadura
  • 50 cc de leche
  • ½ cdta de vainilla
  • ½ cdta de esencia para pan dulce
  • 200 g de frutas glaseadas
  • 100 g de pasas de uva
  • 150 g de chips de chocolate
  • 50 cc de ron o cognac

Preparación
  1. Lo primero que hacemos es poner a macerar las pasas y las frutas con el licor.
  2. Para el fermento, en un bol colocamos la levadura con 2 cdas de azúcar, los 50cc de leche tibia y dos cdas de harina. Batimos con un tenedor hasta unir todos los ingredientes, tapamos y dejamos fermentar durante 30 minutos.
  3. En un bol colocamos los huevos, la manteca pomada y el azúcar. Mezclamos todo muy bien.
  4. Incorporamos el fermento y unimos todo agregando la vainilla y la esencia. Si fuera necesario agregar un poquito más de leche.
  5. Vamos agregando la harina hasta formar una masa suave que no se pegue en los dedos, amasarla dentro del bol durante 10 minutos. Dejamos descansar hasta duplicar su volumen.
  6. Luego separamos en dos partes. Estiramos la masa sobre la mesa con la mano como si fueramos a hacer una pizza ,agregamos a una porción las frutas maceradas y a la otra los chips de chocolate, o lo que a usted le guste.
  7. Enrollamos formando un chorizo, luego enroscamos como una vibora y colocamos en molde enmantecado y enharinado.
  8. Dejamos fermentar al doble en lugar templado. Llevamos a horno suave durante 40 minutos.
Con esta cantidad salen dos panes de 1 kg. c/u aproximadamente.

receitas para natal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .