¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

martes, 1 de noviembre de 2011

PASEAR...



Veo pasearse a la vida delante de mí, me llama para acompañarla y yo la miro y espero, me quedo contando lo que ella me transmite, me cuenta tantas cosas de tanto que ha vivido, tantos misterios desvelados, tantas sonrisas diluidas, tantos amores que se fueron, tanta nostalgia como dejaron, me cuenta de esos momentos inolvidables como el nacimiento de un niño, esos primeros lloros mientras los demás ríen, me cuenta de tantos amaneceres en tantos lugares diferentes, me cuenta de sus montañas tantas veces escaladas, me habla de tantos amores en tantos puertos, de tantas alas que le llevaron por los cielos, me habla de aquél pequeño pueblo de pescadores, de aquél mar traicionero y que a tantos llevó a sus profundidades, me habla de aquellos caminos de andariego con todo su mundo encerrado en la mochila, allí estaban sus enseres,  me habla de mujeres que son poesía y son la envidia de las flores, me habla de ese sexto sentido que tenemos y a  los hombres les robó el andar siempre en guerra, me cuenta de sus mayores que ya se fueron, esos que le dieron vida y dejaron su vida por él, me habla de esas otras vidas que ha sembrado y que florecen como almendros al final del invierno, me cuenta del camino de las estrellas que como peregrino tantas veces recorrió, me habla de las palabras sencillas, como “dar”,  como “sonreír”, como “ayudar”, y sobre todo, como “AMAR”.

Ahora me voy con ella, la vida, a vivirla cada segundo, a no perderme ningún amanecer ni tampoco ningún ocaso,  a no perderme las olas rompiendo en el acantilado o besando las arenas de la playa, a no perderme el contacto con las personas que me rodean, a dar la mano que me piden, a dar calor a su frío, a compartir lo poco que poseo, a no perderme una mirada que guardo aquí dentro... en el alma.

1 comentario:

  1. Me han emocionado tus frases prosas auténtica poesia , con cierta tristeza y mucha ternura , desbordando esperanza.
    Tu relación idílica con las cosas , con el alma, con lo que fue y es , me ha dejado profunda y gratamente impresionado.
    ¡gracias por escribir , pensar y vivir "tan bonito"
    un beso

    ResponderEliminar

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .