¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

viernes, 18 de enero de 2013

Hacer abdominales te puede llevar al orgasmo


abdominales-mujer


La psicóloga Debby Herbenick, codirectora del Centro de Fomento de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana, ha llevado a cabo una investigación que vincula directamente las abdominales con el orgasmo femenino. WTF!!!! La doctora Herbenick sostiene que para llegar al orgasmo no es imprescindible la actividad sexual, sino que también se puede alcanzar realizando “otras actividades físicas”, que ella ha agrupado bajo las siglas EIO (Ejercicios que Inducen al Orgasmo). Entre esos EIO se incluyen el levantamiento de pesas, yoga, correr o las series de abdominales.

Para apoyar esta tesis, un equipo de la Universidad de Indiana ha tenido entre pesas, cintas de correr, bicicletas de spinning y máquinas elípticas a más de 300 mujeres de entre 18 y 63 años durante tres meses. Las conclusiones del experimento son impactantes, al menos para mí:

  1. El 51% de las mujeres que se prestaron al estudio, alcanzaron el orgasmo haciendo abdominales (¡santa madonna!).
  2. El 26,5% llegó al clímax levantando pesas (¡ojiplático!).
  3. El 20% lo consiguió con el yoga (gran sorpresa para mí, pues pensaba que el yoga, por ese rollo espiritual que tiene, sería la actividad más propicia).
  4. En porcentajes menores, el ciclismo (no hagáis bromas con lo del sillín, por favor), el jogging y pasear también dieron resultados positivos.

Confieso que este estudio me inquieta, quizás más de lo debido, por dos motivos. El primero es que me doy cuenta del gran desconocimiento que tengo de los misterios del cuerpo femenino, pero aún soy joven y tengo tiempo para aprender, ¡eh! El segundo es que ahora trataré de no mirar a ninguna mujer en el gimnasio, para evitar pensamientos extraños…
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .