¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

lunes, 13 de mayo de 2013

UN POCO MÁS FELIZ...




Probar cosas nuevas, ser más simple o hacer actividad física son algunos de los consejos que te damos para que te sientas mejor y más alegre. Ponte manos a la obra.
1. Evita ser demasiado intensa y profunda y abraza la simplicidad 
Para empezar a ser un poco más feliz no es muy eficaz embarcarse en profundas meditaciones sobre el sentido de la vida, ni empeñarse en conseguir una explicación lógica para cada una de las cosas que no entendemos. Es mejor empezar por lo básico. Por ejemplo, irse a dormir a una hora decente y no permitirse a uno mismo irritarse por cualquier cosa. Estos dos factores tienen un enorme impacto sobre la sensación de bienestar.
2. No te dejes dominar por la ira ni pases demasiado tiempo contando y buscando opinión sobre las cosas que te disgustan 
Durante mucho tiempo se recomendaba airear todos los problemas cuantos antes, sacarlos afuera, contra los problemas. Sin embargo, estudios más recientes dicen que las catarsis pueden ser contraproducentes porque amplifican los problemas y los sentimientos negativos. Por otra parte, cuánto más hablemos de un problema, más opiniones –probablemente contradictorias- reuniremos, con lo cual pasaremos mucho más tiempo intentando entender lo que nos ha pasado. Ahora los psicólogos creen que es mejor no hablar demasiado porque de esa manera se disipan los problemas y olvidamos antes. 
3. Fake it you feel it (Simula ser feliz hasta que lo seas)
Es uno de los lemas clásicos de Alcohólicos Anónimos, que recomienda a sus miembros que aparenten fortaleza y paz hasta conseguir que ambos sentimientos sean reales. La tesis se basa en que los sentimientos siguen a las acciones, es decir si sonríes acabarás siendo más feliz que si no lo haces. Por ejemplo, si estás enfadado con alguien y haces algo amable hacia esa persona, tus sentimientos se suavizaran. Esta estrategia es increíblemente efectiva.
4. Prueba cosas nuevas 
EL desafío y la novedad son elementos clave de la felicidad. El cerebro se estimula con la sorpresa y conseguir dominar una situación nueva e inesperada otorga una agradable sensación de poder y satisfacción. Las personas que hacen cosas nuevas, aprenden un juego, un idioma, o viajan a sitios desconocidos en lugar de a lugares familiares son más familiares que los que llevan una vida de hábitos más previsibles.
5. Compra un poco de felicidad 
Nuestras necesidades psicológicas básicas incluyen sentirse querido, seguro y reconocido en su trabajo o en sus funciones como padre, madre, ama de casa, etc. Además, necesitamos tener cierto sentido de control sobre nuestra vida. El dinero no va a conseguir llenar todos esos capítulos, pero sí es posible aprender a invertir dinero en cosas que nos hagan felices. Por ejemplo, en estar en contacto con la familia y los amigos, en mejorar la salud y el bienestar, en trabajar de un modo más eficiente o en minimizar conflictos domésticos o de pareja.
6. No insistas en perseguir la perfección 
Hay dos tipos de formas de clasificar a las personas de acuerdo con su manera de tomar decisiones. Por un lado, están los “satisfechos”, que son aquellos que se deciden por algo que cubra de manera sensata sus expectativas y se quedan conformes. Los otros son los“Maximizers” que siempre quieren tomar la mejor decisión. Incluso cuando eligen el mejor producto del mercado quieren asegurarse de su decisión revisando una y otra vez todos sus requerimientos y comparando con todas y cada una de las opciones disponibles. Los maximisers pierden más tiempo y consumen más energía que el resto, y frecuentemente siempre están ansiosos porque dudan de si han tomado o no la mejor decisión. Los satisfechos suelen ser más felices que los maximizers.
7. Practica ejercicio físico para estimular la energía 
Aunque solo sean diez minutos diarios, esta actividad marcará la diferencia en tu estado de ánimo. Psicólogos, médicos, biólogos, psiquiatras … todos coinciden en que la actividad física es un potenciador de la felicidad.
8. Pasa a la acción 
Aunque está probado que los genes tienen bastante que ver con nuestro temperamento y optimismo, los estudios muestran que alrededor del 40% de tu felicidad está en tus manos. Es posible dar pasos concientes para estar más animado y empezar 2013 con un Plan para ser más feliz.
(Varias fuentes....  la mía  la principal ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .