¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

jueves, 16 de enero de 2014

Despistes que pueden resultar muy caros

Ayer saltaba a la palestra un empleado de banco alemán que se había dormido sobre el teclado y efectuado una transferencia de 222 millones de euros en lugar de 62, 40 euros de una cuenta bancaria perteneciente a un jubilado. Wooowww!!!

La noticia, que ha sobrepasado fronteras y que hemos extraído de elconfidencial.com, relata cómo el error se extendió y afecto además a la supervisora. De dicha noticia nos gustaría destacar lo siguiente:


"El empleado del banco no se dio cuenta en un primer momento y pasó la remesa de transferencias a su supervisora, que cometió el segundo error de la cadena dando por buena la transferencia.
(…) Lo voluminoso del importe hizo que saltaran las alarmas en los ordenadores del banco y se paralizó la millonaria actuación a tiempo, iniciándose una investigación que acabó con el fulminante despido de la supervisora. No obstante, un tribunal alemán ha anulado el despido al considerarlo improcedente, argumentando que esta empleada había supervisado ese día 817 transferencias y no había mala fe en su actuación."
No solamente se trata de un empleado que comete un fallo, sino que su supervisora tampoco se da cuenta del despiste y acaba siendo despedida (pese a que ya ha sido readmitida). Son este tipo de noticias las que me hacen reflexionar sobre la desmotivación que existe en la actualidad en las empresas, la responsabilidad de cada uno de nosotros en el trabajo y el tipo de compromiso del capital humano.
Todos podemos tener un mal día, todos y cada uno de nosotros podemos acumular cansancio… Pero cuando el trabajo se convierte en pura rutina, en un lugar donde pasar las horas y que no nos aporta ningún aliciente, pueden suceder “despistes” que pueden resultar muy caros.
Y tú qué opinas, ¿es la desmotivación la que hace que cometamos errores en el trabajo?
Lo  ví en :http://actualenblog.com/2013/06/13/despistes-que-pueden-resultar-muy-caros/#more-1779

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .