¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

jueves, 23 de mayo de 2013

ALETEO DE MARIPOSAS


¿Qué tienen en común el suave aleteo de una inocente mariposa, una chispa desprendida del roce de dos piedras y una mirada? Que los tres pueden provocar grandes cosas desde ínfimos principios.
Dicen que cuando una mariposa bate sus alas, en el otro lado del mundo se crea un huracán.
Han demostrado que cuando esas dos superficies se tocan de una forma especial, el resultado de ese pequeño gesto puede llegar a incendiar todo el bosque del que provienen.
Y cuando dos ojos se encuentran, y el destino les tiene preparados un plan especial, puede suceder que aparezca el amor... Y no hay nada más grande que eso.
Ese sencillo y primer momento en el que las pupilas de uno miran a las del otro, sin importar si es chico o chica, sin importar la edad, sin importar las diferencias; simplemente iris contra iris, color contra color, corazón contra corazón, mente contra todo lo anterior.
A veces la llama no quema el interior de la persona desde el mismo principio, en muchas ocasiones se mantiene cautiva en una caja de metal infundible. Pero siempre hay un defecto de fabricación que permite a un poro abrirse, y dejar que el oxígeno que necesita para crecer llegue a ella, formado por miradas, sonrisas, dulces palabras, suaves caricias...
Y entonces todo explota. El metal que recubre el amor desaparece y este se expande por cada vena del cuerpo, por cada arteria, por cada célula. Y las neuronas están cada vez más enfadadas, porque el corazón late demasiado deprisa cuando sus ojos aparecen, o su olor es captado por la nariz, y si el sabor de sus labios es percibido incluso llega a pararse de la emoción; pero ellas lo saben, están seguras de que tras toda esa felicidad hay algo de sufrimiento, y lo advierten, pero ni el estómago las escucha, con todas esas mariposas revoloteando a su alrededor.
Y ese es el amor, único, especial, infantil, cambiante, irregular, sencillo, complejo, intranquilo, curioso, perfectamente imperfecto... Con sus miradas que provocan llamas y transportan mariposas a el estómago, con las consecuencias de las tres cosas, con su relación, con su amistad, con su juego de conexiones entre ellas...

¿Curioso, verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .