¿Por qué el lenguaje de las flores?... El lenguaje de las flores, fué un medio de comunicación en la época victoriana, en donde las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. Es algo que "Federico García Lorca" nos enseña en su obra :Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores. En una época dónde la mujer unica y exclusivamente se preparaba para el matrimonio(labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma_preferentemente francés).El esparcimiento estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos,las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad. Flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran). En nuestros tiempos aquello nos parecerá una "cursilería, yo prefiero quedarme con la sensibilidad sentimental y tratar de elaborar "un blog" que no utilizará flores sino palabras y que espero llegue a todos los que se "acerquen" a ÉL. Tesy

viernes, 24 de mayo de 2013

UNA HISTORIA :".FUE ,ES ..SERÁ "



Y así ocurrió. Ocurrió un día,  (mañana o tarde , no importa ) un instante. La mirada de Él  encontró el camino de su corazón y al verla a Ella  supo que aquella mujer empezaba a ocupar un lugar importante en los recónditos y misteriosos albergues donde los amores nacen y se deshacen. Quizás fue una sonrisa o puede que fuera un sensual movimiento, quizás fue una palabra más o a lo mejor uno de sus muchos  silencios, la cuestión es que en aquella arenosa playa (mí playa  decía Él)  tan ricamente bañada por  mí Cantábrico, con frases y gestos hermosos comenzó súbita y  sorprendentemente  a brotar el amor. Y fue así, de golpe,en  un saltar de un segundo.
Floreció el amor y en un riego de expectantes encuentros que el destino procuró fue embelleciendo su flor y enriqueciendo su néctar hasta límites que pocos hombres han podido ni siquiera sospechar. Y en un pasar del tiempo se construyo un sueño sublime, una preciosa ilusión que Él describió   en  sus cartas nunca entregadas y un diario donde con sus letras intentó dibujar aquello que durante muchos meses decoró con excelsos sentimientos y gloriosas sensaciones su corazón. Fue un amor extraño pero no por su rareza. Fue un amor diferente por lo poco común de su desarrollo y por la prohibición de un encuentro que facultara el roce declarado de almas y cuerpos. Fue un vuelo proscrito entre las algodonadas nubes norteñas  donde los sueños se atreven a mostrar lo que nos está vedado. Fue un vuelo que halló su horizonte en las caprichosas manos de un destino poco honesto y que nunca pudo aterrizar, pero que dibujó una ruta tan increíblemente  iluminada por la perfecta luz de la ilusión que quedará para siempre enmarcada como un artístico patrón a seguir por aquellos que en el aprender a amar quieran conjugar su vivir. Fue un canto a la prosa que  en la rima  de las palabras sabe poetizar los sentimientos. Fue un canto a aquella esperanza que decide aventurarse en una imposible huida hacia los utópicos valles donde las eternas pasiones arraigan sus raíces. Fue un llanto por los tiempos perdidos:(¿Dónde has estado  todo este tiempo?, ¿te he buscado  siempre?) en resignados e insuficientes quereres. Fue  una  esperanza que quiso edificar un paraíso de amor en un mundo donde poder amar resulta cada día más complejo. No  puedo decir  sí  baldía esperanza pero en su desarrollo colmó de alegría a un corazón solitario, a un corazón que tuvo la inaudita suerte de conocer la gloria en el filo de un imposible sentimiento.  Aún  no se si fue (será)  un triste preludio para una muerte anunciada, el fallecimiento de un vivir inmerso en aquellas mentiras que en la intersección entre proyectos y comodidades quieren sostener la existencia de las personas. Fue aquel todo que en la nada sucumbe. Fue aquel silencio que en un suspiro esconde su mensaje. Fue aquel pasaje hacia la eternidad que casi todos acabamos perdiendo. Fue un armónico canto al valor de la ILUSIÓN  (de su ilusión ) al aleteo de  las mariposas a descubrir una aventura vivida en nombre del amor .
Es y será el amor la más clara seña con que los espíritus soñadores  esconden  sus ganas de vivir. Tristes  e incompletos  andarán aquellos que salden su existencia con los presuntos amores que  conocen , que no satisfacen sus expectativas acomodados a egoísmos y  falsedades que no llenan . Felices, quizás, pero igualmente  incompletos morirán aquellos que en su viaje por el querer no encuentren nunca aquella extraordinaria magia que Él halló en Ella y  Ella en Él .
                TESY

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden dejar comentarios usuarios con cuentas de google, siempre serán moderados .